Retrato del Dr. Gautier, creador del BIBED

Osteópata de formación, Alain Gautier, el creador de la Bibed, se ha especializado en el tratamiento de los recién nacidos. ¡Descubra su trayectoria en esta entrevista!

itw-alain-gautier

Háblenos un poco de usted

Buenos días.

Soy osteópata D.O. (diplomado en osteopatía) desde hace 25 años. Me he especializado en el tratamiento de embarazadas y de lactantes. También modero conferencias y formaciones profesionales en Europa sobre temas relacionados: conciliación del sueño, sueño, camas, porte, deformación y asimetría del cráneo (prevención y tratamientos), succión disfuncional del seno y el biberón, gestos de maternaje y maternidad.

En mi trayectoria profesional, he tenido la inmensa suerte de poder trabajar en numerosos sectores: artístico, deportivo, educativo, terapéutico, empresarial... A menudo ha habido un hilo conductor doble, el encuentro de dos universos y el potencial de creatividad que dicha relación puede conllevar. Me gusta esta aventura de la creación.

A nivel personal, estoy casado y soy padre de dos jóvenes de 25 y 19 años. Tengo pasión por Japón y su literatura. Y me encanta relajarme haciendo jardinería en nuestras terrazas.

¿Qué le incitó a diseñar el Bibed?

a050009-bibed_smokey-lifestyle_5Desde 1994, en todo el mundo se recomienda acostar a los bebés boca arriba. Eso ha permitido salvar, sólo en Francia, a unos 18.000 bebés. Pero a pesar de todo, en paralelo, yo recibía en consulta cada vez más bebés que presentaban una plagiocefalia. Sentía una verdadera frustración profesional, pues presentía que un gran número de esos bebés no habría desarrollado la deformación si se hubiera beneficiado, desde su nacimiento, de un colchón adaptado a dormir boca arriba.

Constatamos que no era directamente la posición boca arriba la que daba problemas, sino las implicaciones de mantener exclusivamente una posición. El bebé, por razones biomecánicas, casi no puede mover la cabeza durante largas semanas. Sólo puede colocar la cabeza en eje con el cuerpo o girarla hacia los lados a través de un cierto esfuerzo. Por ello, prefiere colocar la cabeza de un lado, pues es la única solución que le aporta una gran estabilidad, sin hacer esfuerzos, y una cierta comodidad. Pero, al permanecer inmóvil en la misma zona de apoyo durante periodos bastante largos (tanto durmiendo como despierto), el cráneo corre el riesgo de deformarse bajo su propio peso. Entonces aparece una pequeña zona plana, aumentando la asimetría de la parte trasera del cráneo, constituyendo así el círculo vicioso de la deformación y la inmovilidad. Hace años que se ha constatado que si la cabeza está inclinada o bloqueada durante periodos de tiempo bastante largos en una tumbona, una almohada o un nido de bebé, existe un mayor riesgo de crear una plagiocefalia post-nacimiento.

Asimismo, acostar al bebé exclusivamente de plano boca arriba es a menudo una fuente de incomodidad que se expresa en los recién nacidos a través de un mayor llanto. Su cuerpo está sometido a tensiones musculares y limitaciones mecánicas, la presión abdominal es mayor, las molestias digestivas y los gases se perciben de manera más intensa, los brazos y las piernas, sometidos a su propio peso, se abren bruscamente, lo que no favorece una relajación general propicia a conciliar el sueño o al sueño profundo.

¿Cuál es el principio deBibed y sus beneficios para el bebé?

Hemos descubierto que el hecho de devolver un movimiento espontáneo, libre y sin esfuerzo a la cabeza del bebé desde el nacimiento es el mejor método preventivo para evitar la creación de plagiocefalias post-nacimiento.

Hemos creado un ingenioso soporte para la cabeza del bebé. Puede girar la cabeza sin esfuerzo a ambos lados, puede adoptar múltiples posiciones de estabilidad y de descanso (incluso mientras duerme) y el impacto de las fuerzas gravitatorias que deforman el cráneo queda absorbido por el soporte.

El sistema es eficaz únicamente porque asocia de manera inseparable una forma particular de sujeción de la cabeza con una calidad específica de espuma viscoelástica. 

 

La cama debe utilizarse lo antes posible tras el nacimiento, ya que desde ese momento se empiezan a crear las deformaciones post-nacimiento pero, cuidado, los padres sólo empezarán a verlas a partir de las 8 semanas.

El sistema de calzos crea la ilusión de una cabeza que permanece correctamente en su eje. Resulta tranquilizador para los padres, pero es totalmente ineficaz, pues evita los movimientos de la cabeza, que resultan esenciales para dinamizar el crecimiento y la forma del cráneo.

A continuación, ampliamos nuestro concepto, realizando además la única cama diseñada especialmente para y adaptada a la posición acostada boca arriba. Es más que una sencilla cama: durante varios meses, se pone al servicio del desarrollo armonioso del bebé.

Nuestros mejores embajadores son los padres que han tenido la oportunidad de utilizar la Bibed. Se la transmiten con entusiasmo a los amigos que van a ser padres, seguros de la calidad y de la utilidad de su regalo.

 

El Bibed, gracias a su compleja arquitectura original, permite un posicionamiento específico de cada parte del cuerpo en función de objetivos mecánicos y fisiológicos precisos.

  • El Bibed tiene una inclinación del 12%: evita el reflujo y permite dejar libres las vías respiratorias del bebé.
  • Previene los riesgos de cabeza plana gracias a su forma específica y a su espuma de memoria de forma.
  • Permite una conciliación del sueño y un sueño de mejor calidad, gracias a un envolvimiento que calma a los bebés.

La duración de utilización parece corta pero este "hermoso periodo de vida" de unos meses justo después del nacimiento es un periodo de transición tan importante para toda la familia que estoy muy orgulloso de haber diseñado el Bibed para mejorar el confort de los bebés y sus condiciones de vida y de la de sus padres.

¿Tiene algún proyecto para 2016?  

Siempre dentro del mundo del maternaje, deseo finalizar la realización de dos objetos de puericultura a los que estoy muy dedicado y sobre los que experimento y afino todos los días en mi consulta con los padres. Dichos objetos deben ser útiles, adaptados y siempre centrados en la mejora de las funciones de los bebés.

Con un objetivo pedagógico, también estamos realizando una serie de vídeos centrados en la información y los métodos originales que proponemos a los padres: para evitar ciertas plagiocefalias, para mejorar la conciliación del sueño y el sueño en sí, mejorar la succión del seno y del biberón para reducir los gases que perturban todas las funciones del bebé.

¿Por qué ha elegido trabajar con Babymoov?

Hace dos años, cuando Babymoov se puso en contacto con nosotros, nos sedujo el entusiasmo de su equipo por el Bibed. Ya habían trabajado y diseñado una gama de productos adaptados al sueño y al confort de los bebés. el Bibed completaba perfectamente esta colección. Nuestro deseo era y sigue siendo participar y desarrollar la excelencia de los productos de puericultura a la francesa, centrada en las necesidades del bebé. Creemos en el Made in France. Buscábamos un distribuidor de alcance europeo que se comprometiera con nosotros sobre este punto. Con este colaborador, estamos seguros de que el Bibed va a imponerse en Francia y en el extranjero como un nuevo estándar en las camas para recién nacidos.

¿Desea añadir algo más? 

¡Por supuesto! Me gustaría felicitar a doña Soraya Durantet, que originó esta jornada mundial de la plagiocefalia. Esta joven madre cuyo bebé presentaba una plagiocefalia demostró una energía fenomenal buscando información fidedigna y compartiéndola lo más ampliamente posible.

Y doy las gracias, junto con todo mi equipo, a los 900 osteópatas y diversos profesionales de la salud que utilizan el Bibed, reconocen la calidad de su sistema preventivo de la plagiocefalia y el interés de una cama específica, segura y adaptada a la posición boca arriba.