Retrato del Dr. Maidenberg, creador del LOVENEST

El Doctor Maidenberg es el instigador del desarrollo del Lovenest, el famoso reposacabezas que permite a los bebés mantener una cabeza bien redonda. Para que lo conozcamos mejor, ha aceptado responder a algunas preguntas.

Buenos días, ¿podría hablarnos un poco de usted?

Dr. Maidenberg

Buenos días. Ejerzo la magnífica profesión de pediatra, desde hace 25 años de autónomo. También he trabajado en una maternidad y en tanto que agregado al hospital. Como numerosos compañeros, he realizado misiones humanitarias y de desarrollo con distintas asociaciones. Una carrera muy diversa y muy enriquecedora a nivel humano.

Tengo una gran sensibilidad medioambiental, lo que se traduce en mi práctica por una economía de recetas, un diálogo primero y la educación para la salud. Observar bien las relaciones sociales, en particular las relaciones padres/hijos, así como las características de las costumbres o del entorno inmediato, es además una recomendación muy antigua del mismo Hipócrates. Soy presidente de la asociación Respirer (Red centinela de pediatras implicados en la investigación sobre el entorno respiratorio).

Fuera del trabajo, tengo varias pasiones: mis hijos, por supuesto (tengo dos que ya son mayores: 27 y 18 años). La historia y la literatura... Y me implico mucho en el desarrollo sostenible. ¡Acabo de obtener la autorización del ayuntamiento de París para hacer un jardín delante de mi gabinete (os invito a pedir un permiso para vegetalizar...)! Así que he empezado a labrar.

¿Qué le incitó a diseñar el Lovenest?

Lovenest Babymoov

La pediatría clínica intensifica la sensibilidad de los médicos para la observación. Por ese motivo, creo que los pediatras de ciudad son buenos clínicos y también "buenos descubridores".

Desde 1994, la instauración de recomendaciones de acostar a los bebés boca arriba ha permitido reducir la muerte súbita de los lactantes. En las semanas que siguieron la generalización de esta nueva posición de sueño, tuve en consulta cada vez más bebés que presentaban una asimetría del cráneo: la plagiocefalia de posición.

En un primer momento, realicé investigaciones bibliográficas, leí todos los estudios sobre el tema. Los "sólo es un problema estético, pasará por sí solo" de algunos de mis compañeros no me detuvieron; tanto más cuanto que se estableció que, en algunos casos, dicho aplanamiento podría provocar complicaciones a largo plazo. Además, se estaba empezando a operar las formas más pronunciadas en neurocirugía.

Yo estaba seguro de que se podía encontrar una medida de prevención sencilla y eficaz. Trabajé con Gina Diwan, estilista de moda infantil, con este objetivo. Así nació el Lovenest, un producto adaptado para evitar esta patología. Fue Gina quien le dio esa forma de corazón tan especial.

¿Cuál es el principio del Lovenest y sus beneficios para el bebé?

Se recomienda acostar a los bebés boca arriba, pero hay que evitarles esa posición constante, ya que puede reforzar el fenómeno de aplanamiento. Por ello, es importante asegurar periodos de juego boca abajo durante las fases despiertas, realizar contactos piel contra piel con el pequeño, cogerlo en brazos... Eso permite variar las posiciones del niño.

Al igual que todas esas buenas prácticas, el Lovenest es un complemento preventivo contra la plagiocefalia. Este reposacabezas ha sido concebido con una inclinación específica que respeta la forma del cráneo del lactante (mucho más alargado que el de un adulto) y ofrece una verdadera sujeción sin impedir la libertad de movimientos. Además, su forma con su efecto "Holding" (nido tranquilizador) permite tranquilizar al bebé y calmarlo, como en el vientre de su madre. Además, se puede utilizar desde el nacimiento.

Hay que saber que si el desarrollo de la plagiocefalia se evita durante los 3 primeros meses del lactante, ya no hay más riesgos de deformación. De modo que todo depende de los primeros días del bebé.

¿Tiene algún proyecto para 2016?

Sigo dedicándome enteramente a mi profesión, pero esta primera creación me anima a imaginar otras.

Me encantaría desarrollar productos complementarios al Lovenest. Interactivos y lúdicos, permitirían estimular al bebé durante las fases despiertas boca abajo.

¿Por qué ha elegido trabajar con Babymoov?

Me sedujo el dinamismo de esta empresa, las mentes abiertas de sus equipos y dirigentes, con innovadoras ideas. Como yo, su prioridad era crear el mejor producto para el correcto desarrollo y el bienestar del bebé, al tiempo que se acompañaba y tranquilizaba a los padres.

Prestaron mucha atención y permitieron al Lovenest convertirse en un producto de referencia para numerosos padres. Incluso está recomendado hoy en día por mis compañeros, como pude leer recientemente en la revista profesional Médecine et Enfance.